jueves, 17 de enero de 2008

LA INICIATIVA 'INSTEDD' RECIBE INVERSIÓN DE GOOGLE

Vigilancia de catástrofes y herramientas 2.0




InSTEDD trata de crear una red mundial de alerta temprana frente a desastres con herramientas de la web social, como Facebook o Twitter


PABLO ROMERO
MADRID.- Las herramientas de la web social más populares se ponen al servicio de la protección civil frente a catástrofes, como huracanes, maremotos o alertas sanitarias.
Nace una ambiciosa iniciativa 'online' abierta a todos para ayudar frente a desastres.


La información ciudadana en catástrofes a través de la Red
es algo que existe desde hace años, aunque de forma más o menos espontánea. ¿Se acuerdan del Tsunami que arrasó el sudeste asiático en 2004?
Este proyecto, denominado Innovative Support to Emergencies, Diseases and Disaster (
InSTEDD), busca ser una referencia permanente para canalizar este tipo de colaboración.


InSTEDD, cuyo presidente es Eric Ramussen, un ex asesor de la oficina del secretario de Defensa de EEUU, plantea la posibilidad del uso de 'software' social, concretamente herramientas de 'nanoblogging' como
Twitter o sitios de redes sociales como Facebook. Todo ello, para identificar posibles amenazas para la población, desde brotes de la temida gripe aviar hasta desastres como el tristemente famoso huracán Katrina.


El uso de las tecnologías de la web 2.0 podrá servir, desde esta plataforma, para coordinar respuestas de rescate y para salvar vidas, como un apoyo a los mismos gracias a la ubicuidad de las herramientas. Se pretende, en definitiva, llegar adonde las autoridades o los medios no alcanzan.
Esta es una idea original de
Larry Brilliant, un epidemiólogo director ejecutivo de Google, quien lleva trabajando en este proyecto casi dos años. Con la ayuda de Google.org, el proyecto se convirtió en una organización sin ánimo de lucro en mayo de 2007. Ahora lanza su sitio web con aplicaciones basadas en código abierto que pueden ser descargadas y probadas.


Una de estas aplicaciones, por ejemplo, usa Twitter para poder comunicar un hecho desde un móvil vía Internet en zonas remotas con cobertura muy escasa, y además localizar el origen de la comunicación geográficamente, gracias a una capa especial en
Google Earth. Este mensaje podría llegar a destinatarios interesados, como miembros de una ONG o incluso personal de UNICEF.


Otra de las aplicaciones en las que trabnaja la organización es una modificación de Facebook gracias a la cual un miembro de un equipo de ayuda puede comprobar cuántos contactos se encuentran en las cercanías de donde se está, así como buscar otros colaboradores a través de la red de 'amigos' en caso de una crisis humanitaria


Actualmente la organización trabaja también con países, especialmente con los del sudeste asiático, para desarrollar 'software' abierto de uso para las personas sobre el terreno.
Google, a través de su división filantrópica Google.org, ha invertido cinco millones de dólares en el proyecto. InSTEDD también ha recibido otro millón de la Fundación Rockefeller, y seis de otros inversores privados.

martes, 15 de enero de 2008

Universidad en la red



El desarrollo y aplicación de las nuevas tecnologías a la enseñanza superior abre nuevos campos cada día, una apuesta que desde el Archipiélago se plasmará a partir del próximo año en la puesta en marcha de una universidad virtual, con vocación de desarrollo en las Islas y África.6/01/08.El dia.

El Gobierno de Canarias pondrá en marcha a partir de 2009 una iniciativa de educación virtual para la realización de estudios superiores en el Archipiélago a través de internet, un programa cuyos estudios de viabilidad se encauzarán este año.

El director general de Universidades del Gobierno de Canarias, Juan José Martínez Díaz, comentó que los primeros aspectos que se abordarán sobre este modelo de enseñanza superior que desarrollará en la futura Universidad Virtual de Canarias, irán desde la definición de su marco jurídico a las titulaciones que se impartirán.



Esta iniciativa persigue cubrir el segmento emergente de la educación superior on-line, como alternativa a la formación presencial y con "vocación de propiciar un acercamiento de las personas que viven en las islas no capitalinas, así como colectivos con dificultades para compatibilizar los estudios con la vida laboral".

También se plantea a través de esta plataforma facilitar la formación de posgrado y orientada a dar salida a la Formación Profesional de nivel superior, como hacen ya otros centros superiores, "para convertirse en una herramienta importante de cooperación al desarrollo en el entorno geográfico más próximo al Archipiélago", principalmente con África.
Esta universidad "no tiene limitaciones de acceso, pues estará a disposición de ciudadanos de cualquier parte del mundo, aunque se diseñarán sus titulaciones, en principio, en función de la demanda del contexto en el que se enfoca".


El I.E.S. tinerfeño María Pérez Trujillo


El I.E.S. tinerfeño María Pérez Trujillo recibe dos premios nacionales de calidad educativa

Ha sido posible gracias a la implicacíon de alumnos, profesores y padres
10/01/2008

Este Instituto destaca por sus iniciativas creadas para compensar las desigualdades sociales entre el alumnado. Un hecho que ha querido reconocer el presidente del Gobierno en su visita al centro.
A primera vista, el centro ya da una sensación de tener una actividad especial. Con mas de 600 alumnos el Instituto ofrece Enseñanza Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional.Los premios reconoce el empeño de profesores y padres por saber sacar el mejor rendimiento al alumnado y adaptar el centro a las necesidades lugar.
Muchos de los talleres que ofrece no sólo sirven como espacio de integración para menores inmigrantes o chicos con alguna discapacidad. También muchos jovenes encuentran casi por sorpresa su trampolín profesional. La propuestas no falta en el centro portuense, para esta curso impulsan un proyecto de intercambio cultural con jóvenes de Mauritania y Senegal.

lunes, 14 de enero de 2008

Adiós a los libros de papel

Es un lector de libros electrónicos que funciona con e-ink -tinta electrónica-. Hasta ahora sólo se había podido utilizar durante unos minutos en ferias y congresos. El lector en cuestión es muy pequeño y delgado. Es compacto y pesa sólo 255 gramos, bastante menos que un libro de bolsillo. Viene también con unas cubiertas de cuero.
Leer en la lámina de tinta electrónica de seis pulgadas es un placer pero, claro, este dispositivo está limitado a texto e imágenes en escala de grises. Tiene también un reproductor MP3 pero sólo sirve para poner música de fondo mientras se lee. Para leer en la cama es bastante más cómodo que un libro convencional. No cansa la vista y, al igual que el papel tradicinal, requiere de una fuente externa de iluminación.
Tiene 20 MB de memoria interna y puede ampliarse con tarjetas SSD y Memory Stick. En 20 MB caben unas cuentas novelas, así que el espacio no es un problema. Lee varios formatos de textos, entre ellos PDF y es muy sencillo de usar, basta con arrastrar el archivo al interior del dispositivo, que se muestra como una unidad de memoria externa en el PC.
El único inconveniente es la velocidad de refresco de la tinta electrónica y la forma en la que cambia la imagen en pantalla. Es un proceso que dura un segundo y durante el cual la pantalla parpadea. Es un poco molesto durante las primeras páginas.

video

Bueno chicos/as he encontrado un video

bastante interesante y ameno sobre la opinión

de algunos alumnos de Bachillerato sobre

la nueva Ley de Bachiller aprobada hace nada.

Espero que les guste.

domingo, 13 de enero de 2008

El informe PISA: un toque de atención



Pese a los complacientes mensajes de nuestras autoridades educativas ministeriales ("Estamos cerca de la media y en el lugar que nos corresponde") tras el último informe PISA, su coordinador, Andreas Schleicher, dice que "es incuestionable que los alumnos españoles quedan muy atrasados respecto a los países con mejores resultados de la OCDE" (El País, 3 de diciembre de 2007).





Si bien es cierto que nuestro sistema educativo está lejos de ser un desastre y que mucho ha avanzado desde el inicio de la democracia, habría que adoptar medidas drásticas si queremos salir de la mediocridad en la evaluación de ciencias y de la bochornosa bajada en comprensión lectora.
El sistema educativo lo que hace es privilegiar a los ya privilegiados educativamente. Por eso, en aquellos países cuyos padres y madres del alumnado tienen mayor nivel educativo se obtienen sistemáticamente mejores resultados. Lo malo de este tipo de explicación es que a veces conduce a pensar que la única opción sensata es esperar a que los futuros padres y madres eleven sus niveles educativos.
Finlandia, el país líder en estos informes, era de lo más mediocre en los años ochenta -no existía el PISA pero había evaluaciones internacionales de matemáticas-. A lo largo de los noventa Finlandia optó por un sistema educativo comprehensivo e integrador


Tenemos bibliotecas escolares -muchas de ellas excelentes- y escasas bibliotecas públicas, por regla general, todas ellas infrautilizadas. ¿Para qué leer si todo está ya en los apuntes, si no se incentiva la actitud investigadora, si no se promueven dentro del aula escenarios deliberativos en los que intercambiar opiniones informadas? Como mucho se leen libros en la asignatura de Lengua, lecturas más bien orientadas hacia la reverencia por la literatura culta que hacia la creación de un público lector consumidor de libros. La prensa escrita apenas se utiliza en nuestra docencia y así nos va tanto a la ciudadanía como al estudiantado.No es extraño que más de un profesor, al ver las preguntas del PISA, considere que obtenemos muy buenos resultados teniendo en cuenta el cómo y el qué se enseña.


La Educación Secundaria Obligatoria (ESO) -de donde proceden los alumnos que responden al informe PISA- se ha convertido en una suerte de travesía del desierto entre la primaria y el bachillerato -y así parece que la considera la reciente Ley de Orgánica de Educación-. Muchos profesores no han aceptado la mezcolanza de alumnos de distinto nivel de rendimiento en los centros de secundaria y consideran que en la ESO no hay nada que hacer: las mieles de los verdaderos aprendizajes quedan para el bachillerato. Sin embargo, la mejora pasa por conseguir una educación de calidad para todos, sin exclusiones.
Incomprensiblemente, la sociedad española ha tolerado la existencia de unos profesores de secundaria carentes de una formación previa como docentes -salvo que entendamos por tal la falsedad del Certificado de Capacitación Pedagógica-.


La consolidación de equipos docentes en nuestra enseñanza pública es una misión casi imposible. ¿En cuántos centros tenemos más de un 30% de interinos? ¿Cómo va a implicarse quién sabe que al año siguiente y al otro y al siguiente vagará de centro en centro? En la privada, especialmente en la concertada, este problema parece resuelto. Sin embargo, pese a su singular privilegio de escolarizar al alumnado procedente de las mejores familias, parece incapaz de contribuir a elevar el porcentaje de estudiantes de alto nivel: en España están en los niveles 5 y 6 (los dos más altos) el 4,8% del total de estudiantes frente al 20,9% de Finlandia -en la evaluación de ciencias en ambos casos-. Justamente este bajo porcentaje es una de las causas de nuestra mala posición internacional.
Parece que los informes PISA no nos quieren dar disgustos más serios y no se prevé un estudio monográfico sobre los aprendizajes de lenguas extranjeras. De momento, sólo se centran en comprensión lectora, matemáticas y ciencias.
Rafael Feito es profesor de Sociología de la Educación en la Universidad Complutense de Madrid
.

El impacto de los videojuegos en los niños

Desde hace varios años, los videojuegos ocupan gran parte del tiempo libre de nuestros hijos y su demanda es cada vez mayor. Puede sorprendernos que con seis años un niño pueda dominar una consola, pero en la mayoría de los hogares con menores de 14 años hay una videoconsola y cada vez son más atractivas y accesibles.
Los videojuegos se han desarrollado muchísimo, sobretodo en su calidad visual, pero también en su capacidad pedagógica. Actualmente muchos centros educativos utilizan videojuegos para enseñar ciertas materias y educar en valores. No obstante, la inquietud antes los videojuegos a menudo viene motivada por el desconocimiento de sus beneficios y/o perjuicios.
Por un lado, hay quien afirma que este tipo de entretenimiento puede provocar un aislamiento social, con lo cual los padres debemos prestar atención y comprobar que nuestros hijos no pierden el norte cuando están jugando, y que al proponerle otra actividad no dudan en dejar lo que están haciendo. Las voces en contra también alertan de los perjuicios de los videojuegos en la salud de sus consumidores. En este sentido, advierten del riesgo de sufrir ataques epilépticos. En respuesta, los fabricantes informan en el interior del producto que si un niño sufre epilepsia debe consultar con el especialista antes de jugar con el videojuego.
Por otro lado, las voces más favorables subrayan las excelencias del uso de los videojuegos e inciden en sus aspectos educativos, de superación y de adquisición de habilidades manuales.

Contenidos de los videojuegos, ¿educativos o peligrosos?
La mayoría de videojuegos preferidos por los niños incluyen violencia y el número de títulos de corte violento fabricados sigue en aumento. Los considerados como extremadamente violentos han aumentado sus ventas en más de un 30% en los últimos años. En cambio, los juegos menos aceptados son los que contienen aspectos educativos. En este sentido,
el 38% de los menores de edad reconoce que si sus padres conocieran el contenido de algunos de sus videojuegos no les dejarían jugar con ellos.
Algunas revistas especializadas en videojuegos alaban más estos juegos cuanto mayor es su contenido violento y las recomendaciones de los fabricantes sobre la edad a la que destinan los videojuegos pueden resultar orientativas pero no son siempre las más acertadas. Por ello, los padres debemos controlar los contenidos de los videojuegos de nuestros hijos, pero desde una postura de comprensión y no de imposición.
Numerosos estudios manifiestan que existe una relación entre la práctica de los videojuegos violentos y la conducta agresiva y otros problemas relacionados con ella. Pero, también debemos preguntarnos: ¿generan violencia los videojuegos o son las personas violentas las que se sienten más atraídas a jugar con videojuegos de contenidos violentos? La consigna es tener claro los aspectos positivos y los negativos de los videojuegos y, en base a estos, controlar los contenidos.

En los aspectos positivos cabe destacar que:
El jugador toma decisiones, actúa y además percibe que su esfuerzo se ve recompensado
Se adquieren conocimientos (lenguajes específicos, símbolos, técnicas…)
Los videojuegos proporcionan un sentido del dominio y del cumplimiento en los jugadores. Esto reporta un aumento de la autoestima y reconocimiento social por parte de los amigos
Ejercitan la imaginación sin limitaciones espaciales o temporales
Desarrollan de la coordinación óculo-manual, enseñan habilidades psicomotrices y ayudan a "aprender a aprender"
En los aspectos negativos resaltan los siguientes puntos:
Pueden provocar que se les dedique un tiempo desproporcionado, abandonando otras tareas
Los jugadores asiduos a los juegos violentos pueden presentar una conducta más agresiva, impulsiva y egoísta. Asimismo, los juegos violentos pueden predisponer a aceptar la violencia con demasiada facilidad.
Algunas personas con síntomas de fobia social utilizan este tipo de entretenimiento como refugio
Los videojuegos de contenido agresivo pueden generar ansiedad y sentimientos hostiles

Los videojuegos son como los libros, las películas o los discos de música. Los hay para todas las edades y con todo tipo de contenidos: juegos arcade, de deportes, de aventura y rol, simuladores y constructores, de estrategia, puzzles y juegos de lógica y juegos de preguntas. En este sentido, si bien los padres debemos supervisar aquellos programas que nuestros hijos ven en la televisión, también debemos controlar los contenidos a los que los menores acceden en un videojuego.
Si bien los padres debemos supervisar aquellos programas que nuestros hijos ven en la televisión, también debemos controlar los contenidos a los que los menores acceden en un videojuego.

La adicción a los videojuegos
Uno de los efectivos negativos de los videojuegos que más preocupan a padres y educadores es la adicción que este tipo de entretenimiento puede crear en nuestros hijos. Muchos partidarios de la consola niegan que los videojuegos puedan crear adicción, mientras que según un
estudio de científicos alemanes estos productos actúan sobre el cerebro de la misma manera que otras sustancias crean dependencia. Si los jugadores de videojuegos someten al cerebro de forma continua a ciertos estímulos de recompensa que causan la liberación de cantidades crecientes del neurotransmisor llamado dopamina, se crea "una memoria de la adicción" que tiene efecto en la actividad cerebral.
De hecho, desde 2006 existe en Europa la
primera clínica para los adictos a los videojuegos. Situada sobre los canales de Amsterdam, esta clínica se construyó al detectar diversos casos de adicción, como el de un chico que se pasaba 18 horas al día jugando. "Podemos decir que el electroencefalograma y el modelo de electromiograma de quienes juegan en exceso a videojuegos es comparable al de los adictos al alcohol y al cannabis", afirma Ralf Thalemann, del Instituto de Medicina Psicológica de la Universidad Charité de Berlín. El científico sugiere que los padres que sospechen que sus hijos son adictos a los videojuegos deberían buscarles otras actividades alternativas que cumplan la misma función de "elevar el amor propio" de los jóvenes.
Tampoco debemos olvidar que el
abuso de los videojuegos por parte de niños y jóvenes, a menudo responde a unos hábitos de vida familiar donde se hace difícil compatibilizar la educación y los hijos con la vida laboral y otras exigencias. Por ello, no se debe permitir que los videojuegos o la televisión sean utilizados por los niños y sobre todo por los adolescentes para llenar ese vacío pues podría desencadenar en una adicción.
Hacer un buen uso de los videojuegos
Intentar que los niños no se muestren atraídos por las videoconsolas y todos sus juegos es muy difícil. Nos guste o no a los padres, el videojuego es un tipo de entretenimiento que está muy presente y lo mejor es intentar conocerlo.
Si se regala un videojuego pensado para menores de siete años a un joven de quince, es probable que se aburra de inmediato y busque un producto más atractivo para su edad lejos de la supervisión de los padres. Por el contrario, si se permite a un niño de doce años jugar con un videojuego pensado para mayores de edad, hay que ser conscientes de que los contenidos a los que accede tienen en muchas ocasiones unos roles que quizá el niño no esté preparado para asumir de forma juiciosa. En última instancia, los expertos recomiendan que sean los padres lo que se sienten con su hijo para inspeccionar el videojuego y juzgar si le conviene.

Por ello, para que el uso de los videojuegos sea adecuado y cumpla una doble función de diversión y aprendizaje, el papel de los adultos es muy importante. Según el pedagogo Enrique Díez, este papel es crucial a la hora de seleccionar un videojuego acorde a la edad y a las preferencias del niño, y a la hora de analizar los contenidos. "Si realizan un seguimiento de los valores que transmiten los juegos que utiliza su hijo sabrán construir argumentos con valores contrarios. Se trata de que el niño adquiera una
'consciencia crítica' . Tiene que saber qué es lo que tiene entre manos".